Preguntas frecuentes

¿Qué es el vinilo?

El vinilo es parecido al papel para empapelar paredes, sin embargo lleva su propio adhesivo. Se puede usar tanto para interior como para exterior.

¿Qué aplicaciones tiene el vinilo y sobre qué superficies?

Aunque es frecuentemente usado en rotulación de vehículos, cristales, murales, stand de feria... también se puede aplicar en el hogar. Podemos usarlo para personalizar cualquier superficie lisa, desde muebles, tarros de cristal, paredes, espejos, suelos... 

¿Qué colores puedo elegir?

Tenemos más de 60 colores distintos en colores planos (tanto brillo como mate) y posibilidades indefinidas en la impresión de tu propio diseño. En este caso el límite está en tu imaginación. 

¿Es fácil de pegar?

Gracias a nuestros videos y las instrucciones del paquete podrás colocarlo tu misma sin problemas.

En el caso de ser un mural muy grande siempre puedes solicitar nuestro servicio de aplicación a domicilio.

¿Qué calidad tienen los vinilos?

Trabajamos con vinilos de alta calidad y fabricados en Europa. Por ello según la serie tienen hasta 7 años de garantía para su uso en exterior y duración indefinida en interior.

Usamos marcas profesionales como Oracal o LG. 
¿Qué recibiré en mi paquete?

Recibirás un paquete bien asegurado con:

  • manual de instrucciones.
  • espátula (opcional).
  • vinilo autoadhesivo elegido.
¿Cuándo recibiré mi paquete?

Enviamos los pedidos en un día desde que se confirma el pago. Te avisaremos por correo electrónico cuando lo enviemos y con la fecha estimada de entrega.

¿Se puede quitar después?

Sí, si con el tiempo te cansas y quieres quitar los vinilos puedes hacerlo.

Pero es importante que tengas en cuenta que dependiendo del tipo de superficie y su porosidad el resultado será más o menos bueno. Así en superficies no porosas como muebles, suelos, azulejos, cristales, etc el resultado es perfecto. Vuelve a su estado original sin ninguna marca ni desgaste.

¿Cómo se quita?

Tanto en las instrucciones como en nuestros videos, encontrarás una guía para quitarlo fácilmente.

Tan solo tienes que levantar una esquina e ir tirando lentamente. Para que sea más fácil y obtener mejor resultado recomendamos aplicar calor con ayuda de un secador.